jueves, 12 de abril de 2018

Lavertezzo y Ascona

Lavertezzo sale siempre en cualquier lista de pueblos suizos con encanto, lo que no es de extrañar. Se encuentra cerca de Locarno, en el cantón de Tesino, muy al sur de Suiza, y hacía mucho tiempo que quería visitarlo. La oportunidad surgió a mediados de septiembre del año pasado, y aunque el día estuvo muy cubierto de nubes, lo cierto es que lo pasamos estupendamente.




Apenas cuenta con poco más de un millar de habitantes, pero su historia se remonta a la Edad Media, siendo mencionado por primera vez en 1327. Durante siglos, los habitantes del valle de Verzasca pasaban aquí los meses de verano, emigrando con la llegada del frío junto con su ganado.



La iglesia parroquial fue construida en el siglo XVII, al igual que el puente, de doble arco, que algunos toman por medieval. De hecho, está reconstruido, ya que el original fue dañado por unas inundaciones.



Las aguas del río Verzasca bajan bastante fresquitas, pero en verano el sitio se llena de bañistas, por lo que es mejor ir en otro momento si, como es mi caso, sois alérgicos a las aglomeraciones.




El color turquesa, especialmente cuando le da el sol, es precioso, pero nosotros hubimos de conformarnos con su transparencia. Las rocas junto al río están muy erosionadas y se convierten en la tumbona perfecta para descansar.



No muy lejos encontramos la presa Diga della Verzasca, que aparece en la película Golden Eye, de la serie James Bond. Los más valientes pueden hacer allí bungee jumping, saltando los 220 metros de altura que tiene, pero nosotros preferimos seguir camino hasta Ascona.



Aunque los alrededores del lago estaban un poco desangelados, seguro que cuando hace buen tiempo el lugar se llena de turistas. Las terrazas tenían buena pinta y los coches eran potentes y caros.





Visitamos un par de iglesias, la de San Pedro y San Pablo,



y Santa Maria della Misericordia. Es una lástima que un lugar tan bonito como éste nos pille tan lejos de la suiza alemana en la que vivimos.





Fuentes: Wikipedia y elaboración propia.